Zenda. Club de los poetas vivos



Un soneto me manda hacer Zenda,
Que jamás me sentí  tan apurado,
Siempre inédito, nunca plagiado;
¡Pues  tendrá que idearlo el menda!

Con calma debo definir la senda,
Un tema prolijo y adecuado,
Tal vez  común o quizás  elevado,
Pero  que quién lo lea, lo entienda.

No me extenderé, soy sintético,
Tampoco  mi poesía entera,
De un asunto poco estético.

Mi mente piensa y delibera
¡Eureka!, hallé tema  poético,
Sinónimo de bello:  primavera.